menu Menú
¿Para qué sirve el periodismo?
Con la reseña de Zona de Obras de la periodista argentina Leila Guerriero, Patricia Munguía nos recuerda que la pasión por la escritura y la objetividad periodística no tienen por qué estar peleadas.
Por Lengua Viva Publicado en Estantería en 23 junio, 2021 0 Comentarios
Anterior Fata Morgana y los perros de mi vida Siguiente

 

Leila Guerriero. Fotografía de Esther Vargas.

 

Patricia Munguía.

 

Zona de obras es un compendio de preguntas y reflexiones sobre el quehacer de los periodistas. Leila Guerriero, experimentada informadora, comparte en él su punto de vista acerca del porqué de su escritura y oficio.

Más que enseñarnos técnicas o estrategias de trabajo, Guerriero nos comparte su pasión por la lectura y la influencia que tiene en su escritura; su necesidad por contar historias de personas y situaciones reales. Los recursos literarios se transforman en una herramienta para relatar estas vivencias a través de la lente del periodismo.

El lenguaje del periodismo

¿Hay un lenguaje exclusivo para los periodistas?, nos pregunta Leila. Se han creado una serie de mitos alrededor de la no ficción que la alejan de la literatura, sin embargo, utilizar recursos literarios no es sinónimo de fantasía o falta a la verdad, pues eso entra en el terreno de la ética y no del lenguaje.

Estamos acostumbrados a leer notas periodísticas escuetas, parcas, sin alma. Información sin interpretación, sin contexto ni futuro seguimiento. El periodismo en Latinoamérica se divide entre estos dos tipos de escritura: la estrictamente “periodística” y la “literaria”, la cual se ha acuartelado en las páginas dedicadas a la cultura donde se pueden disfrutar de crónicas, semblanzas y ensayos de largo aliento.

Si la literatura es el arte de la expresión escrita o hablada, ¿por qué se ha excluido al periodismo de esta categoría? Leila Guerriero opina que el buen uso del lenguaje es esencial para crear relatos duraderos e impactantes no solo por los hechos que cuentan sino por la forma en que están escritos.

¿Quién puede ser periodista?

No los cínicos, diría Kapuściński. Solo las buenas personas, en opinión de Rubén Darío. Para Guerriero no basta con tener una cámara en mano o estar presente en el lugar de los hechos, hay que saber observar, escuchar y escribir con la misma destreza que un cirujano realiza una operación a corazón abierto.

Los medios digitales han facilitado la creación de contenidos de todo tipo, sin embargo, pocos de estos textos tienen rigor periodístico, y muchos menos, calidad literaria. Los teléfonos inteligentes son herramientas necesarias para el trabajo periodístico de hoy en día, no obstante, los contenidos de los profesionales de la información requieren mucho más que el mero registro de los acontecimientos.

El periodismo ciudadano no puede tomarse con ligereza, apunta Leila Guerriero, pues no realizan una labor profunda como los periodistas y por lo tanto, su información, aunque valiosa, carece del profesionalismo necesario para generar una pieza periodística.

El futuro de la profesión

En el boom de la era digital se vaticinaba la desaparición de los periódicos impresos, sin embargo, tal y como pasó con los libros electrónicos, un nicho no acabó con el otro. En el caso de los medios impresos tampoco sucedió tal cosa, simplemente se han adaptado a una nueva manera de consumir información a través de las herramientas digitales ya sea como complemento o como principal fuente de distribución de sus contenidos.

El periodismo transmedia, la colaboración entre redacciones y el desarrollo de nuevos modelos de negocio son algunos de los factores que podemos observar en la evolución de los medios de comunicación del siglo XXI.

El rigor periodístico continúa siendo la clave para crear y fortalecer la credibilidad de los medios, la cual se sostiene en la audiencia, un factor que ha adquirido mayor fuerza gracias a la interacción de los usuarios en las redes sociales.

Finalmente, Leila Guerriero nos propone crear contenidos honestos y disfrutar tanto de la escritura como del trabajo de investigación que requiere cada texto periodístico, todo esto sin sacrificar la objetividad ni abandonar la pasión de contar historias.

Zona de obras.

Leila Guerriero.

España: Editorial Anagrama, 2014.

___________________________

Sobre la autora.

Patricia Munguía.


Editorial Anagrama Leila Guerriero Paty Munguía periodismo


Anterior Siguiente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar Publicar el comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

keyboard_arrow_up