Posted by on 23 Agosto, 2017

 

 

¿Qué pasaría si cambiamos los ejemplos propuestos por la RAE para el verbo «coger», entendido como realizar el acto sexual, y no sólo como sinónimo de «tomar»?

Luis Ángel Rodríguez Bejarano 

Existe una palabra cuya confusión ya es trillada: el verbo «coger» (como significado del acto sexual y sin distinción de género); ya no molesta, ni sorprende a muchos. Aún antes de llegar a países donde se utiliza esta palabra (México probablemente sea el usuario por excelencia), el turista es advertido.

Lo interesante, en todo caso, está en definir que para muchos mexicanos el sexo, las palabras y la realidad son indivisibles y que esta confusión tal vez sólo resulta divertida para los locales. Término extraño el de «coger» porque probablemente proviene de un andalucismo llegado a América en el siglo XV[1]. O sea, proviene de España, y desde ahí se importa con su acepción sexual; sin embargo, este significado no se extiende en la península y sí en un parte de la América castellana.

Por ello, y para divertimento de muchos hispanoamericanos, tomaré algunos ejemplos del diccionario en línea de la Real Academia Española y los trasladaré al doble sentido de este vocablo. Es decir, en el Diccionario se colocan como ejemplos de tomar.

Existe, si acaso, una única regla para entender este ejercicio: tener presente la dialogía sexual por encima de todo para olvidar lo de “agarrar o asir” como significado casi universal que otorga el Diccionario (aunque dicha institución argumente la inclusión de las academias del resto de países que hablan nuestro idioma).

Como siempre, y eso vale para las palabras de doble sentido en cualquier lengua, se aceptan muchas interpretaciones. Se colocar siempre la explicación jocosa e inmediatamente el ejemplo:

  1. Aquella situación donde o bien una de las personas involucradas en el acto es muy despistada o bien el sujeto que lleva la batuta, independientemente del género, no está concentrado: “Me cogió descuidado”.
  2. Especialmente en relaciones largas, uno de los integrantes busca obtener el mayor provecho y placer del tedioso acto sexual: “Procura cogerlo de buen humor”.
  3. Un acto sexual desenfrenado; especial para parejas fogosas o desconocidas: “Me cogió la tempestad”.
  4. Aquel acto sexual donde uno de los dos quedó insatisfecho, producto del enojo y la insatisfacción: “Cogió una rabieta”.
  5. Cuando se cosifica a la otra persona y además vive a una distancia considerable: “Eso coge muy lejos”.
  6. Uno clásico que implica una noche, habitualmente de borracheras, y un olvido necesario al día siguiente: “Cogió y se fue”.
  7. Un amante sin duda muy violento y que no puede resistir un engaño, un celoso extremo: “Aquí te cojo, aquí te mato”.
  8. Virginidad: “Coger a alguien de nuevas”.
  9. Acto de amor: “Cogerlo suave” aunque, también, algo experimental: “coge culo”.

[1] http://www.academia.org.mx/coger

Comments

Be the first to comment.

Leave a Reply


You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*