¡Lengua Viva! Segunda época

A partir de septiembre de 2019 comenzamos con la Segunda época de ¡Lengua Viva! ¡Estamos de vuelta!

Fernando Cruz Quintana

Han
pasado poco más de tres años desde el 4 de abril de 2016, fecha en la que ¡Lengua Viva! comenzó su andar por la
inmensidad del espacio virtual que constituye el internet. A lo largo de todo
este tiempo siempre tuve claro el objetivo principal de esta publicación en
línea: crear un sitio que diera cabida a la publicación de ensayos e historias
sobre el español y todos los idiomas del mundo. El día de hoy reivindico este
propósito con la inauguración de la Segunda época de este proyecto editorial.

A diferencia de casi cualquier
libro, que en sí mismo representa su pasado, presente y futuro, las revistas (o
en nuestro caso los sitios de internet) pueden ser entendidas como trabajos de
largo aliento que principian en un momento específico de la historia y que se
lanzan hacia un porvenir siempre incierto. Cada entrada que aparece en este portal
de internet es de algún modo un capítulo más de una obra viva a la que no le ha
llegado todavía su punto final. Precisamente en este modo de ser fragmentado
por el tiempo se sustenta la posibilidad de repensar y modificar aquello que ¡Lengua Viva! representa.

Aunque en junio de 2018 apareció la última entrada, todo este tiempo la página ha seguido en línea. La ausencia de nuevos contenidos no ha significado que esta publicación esté a la deriva; más bien ha sido un largo proceso en el que se ha puesto sobre la balanza la manera en que debería continuar. Agradezco enormemente a mis dos cómplices iniciales, María Paula Laguna y Luis Ángel Rodríguez Bejarano, sin los que ¡Lengua Viva! nunca hubiera tenido principio; aunque ellos no forman parte de esta segunda época, siempre serán elementos fundamentales de esta publicación.

No
sólo es nuevo el equipo de trabajo que
continuará ¡Lengua viva!; la
experiencia de la primera etapa y las circunstancias de vida actuales son
argumentos renovadores que por sí solos darán forma a los contenidos de la
Segunda época. La transfiguración que habrá de venir también alcanzará nuestras
redes en Facebook y Twitter, aliados necesarios para cualquier proyecto que,
como éste, se sustente en la comunidad de sus lectores.

En
los siguientes días regresarán los ensayos y las historias con las que desde un
inicio se ha reflexionado sobre el español y los idiomas del mundo. Agradezco
la confianza que todos ustedes, nuestros lectores, nos han brindado en esta
travesía digital y los invito a que estén al pendiente de nuestras nuevas
publicaciones y de todos los otros proyectos sobre los que ya les iremos
platicando próximamente.